Skip to main content

El amaranto se puede consumir de innumerables formas, ya que en todas sus versiones (harina, semilla o cereal) es realmente versátil. Por lo tanto podemos incluirlo para las preparaciones del desayuno, alguna colación o en las comidas.

Es excelente para sustituir el arroz; una buena opción para las personas que tienen alergia al trigo o intolerancia al gluten. Las semillas se deben lavar muy bien para quitar el sabor amargo que da la saponina y luego cocinarlo con el doble de agua. Además se puede usar en sopas y guisos, que quedan realmente deliciosos.

Lee también: El amaranto: una de las semillas más nutritivas del mundo

La opción del amaranto inflado se puede utilizar como cereal para agregarlo a alguna lechada vegetal, yogurt de kéfir o simplemente comerlo solo ya que venden uno endulzado con miel.

En fin, las opciones son muchísimas. Aquí les dejamos algunas recetas para que se entusiasmen y comiencen a incorporar este superalimento en su dieta diaria.

Arroz integral con amaranto

Ingredientes:
– 1 taza de arroz integral
– ½ taza de amaranto
– 1 zapallo italiano
– 2 huevos duros
– Pimentón rojo
Preparación: Cocer el arroz y el amaranto por separado (recuerden que el arroz integral toma el doble de tiempo en cocinarse y el amaranto lo deben lavar antes de cocinar, su cocción es similar a la del arroz blanco). Una vez que estén listos, mezclar con el zapallo italiano cortado en cubos y salteado en un poco de aceite de oliva, los huevos y el pimentón rojo. Sazonar con un poco de sal de mar y decorar con cilantro o ciboulette.

 

Zapallitos italianos con amaranto

Ingredientes:
– 3 zapallos italianos
– 1 taza de amaranto
– 2 cucharadas de avena
– 2 huevos
– ½ cebolla
– 1 zanahoria
– Pimentón
– Ajo, sal y pimienta
Preparación: Cocer los zapallos en bastante agua. Una vez fríos partir por la mitad a lo largo y con la ayuda de una cuchara sacar la pulpa. El amaranto se debe lavar muy bien y luego cocer con el doble de agua (1 taza de amaranto por dos de agua). Realizar un sofrito al que se debe agregar la pulpa de los zapallos y el amaranto una vez que esté listo. Verter los huevos y con esta mezcla rellenar los zapallitos. Puedes meterlos al horno para que queden bien dorados.

 

Lechada de amaranto

Ingredientes:
– 1 taza de amaranto
– 3 tazas de agua
– Miel o endulzante
Preparación: Remojar el amaranto por al menos 2 horas en dos tazas cubierto de agua. Luego colarlo y echarlo a cocer con 3 tazas de agua y una vez que hierva dejarlo a fuego bajo hasta que espese ligeramente. Colarlo, dejarlo enfriar y endulzarlo a gusto.

 

Batido de amaranto y plátano

Ingredientes:
– ½ taza de amaranto cocido o amaranto inflado
– ½ taza de lechada vegetal de avena o almendras
– ½ plátano
– ½ taza de fruta de la estación (manzana, kiwi, peras, arándanos, etc)
– 1 puñado de nueces
Preparación: Poner todos los ingredientes en la juguera y disfrutar de un exquisito y nutritivo batido. Puedes endulzar con un poco de miel o stevia.

 

Guiso de verduras con amaranto

Ingredientes:
– 1 taza de amaranto
– 1 zapallo italiano
– 1 berenjena
– ½ cebolla
– 1 zanahoria
– Pimentón
– Ajo, sal y pimienta
Preparación: Cocer el amaranto (enjuagarlo y cocinarlo en el doble de agua). Cortar todos los ingredientes en cubos pequeños y agregarlos al sofrito. Una vez listas ambas preparaciones unir y disfrutar.

 

El amaranto se puede encontrar en La Vega, ferias o tiendas saludables como:
www.puntosaludable.cl
www.dellanatura.cl
www.aldeanativa.cl
[email protected] (Cristina Pizarro productora chilena)

[Imagen: cocinamacrobioticamediterranea.blogspot.cl]

Leave a Reply