Skip to main content

Incorporar una nutrición saludable, en la que elimines alimentos procesados, harinas refinadas, azúcar blanca y aceite de maravilla será un gran comienzo.

Debes combinar con una vida activa, buscar algún deporte que disfrutes o tratar de caminar al menos unos 30 minutos diarios.

Mantener los niveles de vitamina D e implementar técnicas efectivas para reducir el estrés también te ayudará a normalizar la presión. ¿Hiciste un chequeo de tus niveles de vitamina D? Numerosos estudios epidemiológicos muestran el beneficioso papel de la vitamina D en el control de la presión arterial, especialmente en pacientes con hipovitaminosis.

https://www.rumboverde.cl/vitamina-d3-plus-vegana-60-capsulas-vegano-wellplus

Las vitaminas del grupo B (B2, B6, B12 y ácido fólico) juegan un papel esencial en el mantenimiento de los niveles normales de homocisteína, y por tanto en la prevención de eventos cardiovasculares asociados.

La vitamina C y E también juegan un rol clave y por eso debes mantenerlas en equilibrio.

Suplementos potencialmente útiles incluyen minerales como el magnesio, vitaminas C y E, extracto de oliva. Existe un complejo llamada Inmune Defense que tiene maqui, omega 3 y extracto de hojas de olivo.

https://www.rumboverde.cl/alimentacion-segun-dieta/subir-inmunidad

El Potasio: se encuentra en la mayoría de los alimentos; las frutas y verduras son fuentes especialmente buenas de potasio. En nuestro organismo, el potasio está implicado en las mismas funciones que el sodio, desempeñando un papel complementario del mismo; el equilibrio entre ambos es esencial para el organismo, ya que aumenta la excreción de sodio, lo que conlleva también a controlar la hipertensión arterial.

La recomendación dietaria de potasio corresponde a 3.5 gr al día, siendo preferible obtener el potasio mediante una dieta rica en verduras y frutas, más que a través de un suplemento alimentario.

Lee además

https://despertarensalud.cl/protocolos-de-prevencion/suplementos-y-alimentos-que-ayudan-a-regular-el-colesterol/

La resistencia a la insulina y los niveles elevados de ácido úrico están relacionados con la presión arterial alta.

Lee también

https://despertarensalud.cl/protocolos-de-prevencion/protocolo-para-resistencia-a-la-insulina-y-diabetes-tipo-2/



Leave a Reply