Skip to main content

Las bebidas vegetales son alimentos obtenidos desde una fuente vegetal. Por su aspecto, similar a la leche de origen animal, se les suele llamar leche vegetal, pero no es un producto lácteo.

Se pueden elaborar a partir de semillas, cereales o frutos secos. La más común es la lechada de soja, pero las hay también de avena, almendras y castañas de cajú, entre otras.

En los supermercados ya hay una interesante variedad, la que es mayor, por supuesto, en las tiendas de productos naturales. Pero si quieres preparar tu propia bebida vegetal, te dejamos algunas recetas con simples pasos.

Lechada de Almendras


[Imagen: dishmaps.com]

Ingredientes:
– 1 taza de almendras (200 gramos)
– 3 tazas de agua cocida o filtrada (750 ml)
– 1 palito de canela (opcional)
– o 1 poquito de esencia de vainilla (opcional)

Preparación:
Dejar remojando las almendras durante toda la noche. Debe ser un recipiente con suficiente espacio y bastante agua, ya que las almendras se hinchan durante este proceso.

Al otro día, enjuagar las almendras varias veces, sacarles el exceso de agua y agregarlas junto al agua fresca (750 ml) a la juguera hasta que las almendras se hayan procesado completamente.

Colar el líquido y conservarlo en un frasco de vidrio. Para esto puedes usar un paño limpio o comprar un filtro en locales como La Fraternal o Aldea Nativa (abajo dejaremos las direcciones).

La ramita de canela ayuda para que la lechada se conserve mejor y la vainilla aporta un toque de sabor.

Ten en consideración que después de un rato es normal que la almendra y el agua se separen, pero no te preocupes, sólo debes agitarla antes de consumir.

La bebida de almendras puede ser consumida sola o la puedes utilizar en recetas como los batidos, jugos, sopas, postres y para agregar sobre la avena.

 

Lechada de Castaña de Cajú


[Imagen: sosrecetas.com]

Ingredientes:
– 1 taza de castañas de cajú crudas (200 gramos)
– 3 tazas de agua cocida o filtrada (750 ml)

Preparación:
Remojar las castañas de cajú en un recipiente con suficiente espacio y bastante agua, ya que en el proceso se hinchan. Debes taparlas y dejarlas en el refrigerador por al menos 6 horas.

Luego de transcurrido ese tiempo, lavarlas bien y colarlas. En una juguera echar las castañas escurridas junto con el agua fresca y licuar hasta obtener el resultado deseado.

Este mismo proceso lo puedes seguir para preparar lechadas de nueces o avellanas.

Puedes utilizar la bebida de castañas de cajú en preparaciones frías o calientes y mezclarlas con canela, vainilla y frutas. Puedes endulzar con miel o stevia.

—————-
La Fraternal: Holanda 3362, Ñuñoa. Teléfono: 22 921 7624. www.lafraternal.cl
Aldea Nativa: Tobalaba 1799, Providencia. Teléfono: 22 502 4709. www.aldeanativa.cl

Leche de quinoa:
1 taza de quinoa, debes lavarla varias veces para sacar la saponina. Vas a ver que sale espuma.
Cuando esté absolutamente transparente el agua detienes el proceso. Ya está lista para cocinar.
Para cocer la quinoa usas 1 taza de quinoa por una y media de agua.
En 15 minutos está lista. Usas 1 taza de quinoa y la llevas a la juguera, agregas 4 tazas de agua.
Tras eso cuelas, usas un paño o una bolsa de genero. Ya está lista tu leche de quinoa.
Puedes agregarle stevia, agave o miel.

Leave a Reply