Skip to main content

Una nutrición balanceada es clave para nuestros niños. Incorporar alimentos frescos, cargados de nutrientes, todos los colores y con buen aporte de fibra. Grasas saludables como palta, frutos secos, aceite de oliva y variedades de semillas.

Si llevan una nutrición saludable podrán mantener una microbiota equilibrada la que permite absorber mejor los nutrientes y mantener el sistema inmune fortalecido.

Cereales: Avena integral

Granos: Amaranto, quinoa o mijo

Arroz integral

Legumbres: Garbanzos, lentejas, porotos negros, porotos de soya orgánicos

Frutos secos: Almendras,  avellanas, nueces.

Pan: Pan de trigo sarraceno, keto pan (linaza con coco), pan centeno integral orgánico.

Barrutas saludables: De frutos secos, dátiles, avena, coco,

Desde los 10 años se recomienda probióticos para mantener una microbiota en equilibrio.

Frutas: Berries, maquis, arándanos, calafate, murta, acaí, golden berry

Superalimentos: Cacao, canela, lúcuma,

Dato alarmante es que el 74% de la población adulta en Chile sufren sobrepeso u obesidad. Nos sitúa como el país de la OCDE con más alta tasa de obesidad y sobrepeso, por encima de México  y Estados Unidos. 

La obesidad ha aumentado también en niños menores de 6 años, es una pandemia. Lo peligroso es que hay una relación estrecha entre obesidad y estados depresivos.   Científicos de la Universidad de Alabama entregaron pistas claras de cómo la comida chatarra conduce a obesidad y daña la salud mental de adolescentes.  Lo empaquetado que parece tan fácil de usar, cargado de sabor porque tiene sal, azucar y otros preservantes nos inflama, nos daña. Embutidos, tallarines blancos, comidas preparadas.  La idea es sumar más legumbres, frutas, espinacas, pescados, hojas verdes. Alimentos con potasio pues además está comprobado que el potasio cuidan la salud cardiovascular. Proteges la salud del corazón.

Además de apoyar con buena nutrición, debemos regular los niveles de estrés en niños y adolscentes, es otro factor que esta afectándolos y  se convierte en otro impedimento para un buen desarrollo. Inflama el organismo, nos hace sentir ansiosos, cansados.

Es clave una nutrición casera y eso además porque el 22 % de nuestros niños tiene un trastorno mental, una alteración en su conducta, funciones normales, no hay equilibrio par su desarrollo. El 8,3 % trastornos ansiosos, y el 5.1 trastornos depresivos.  El estrés modula respuestas conductuales, distorsiona el desarrollo, en condiciones ideales los niños podrían lograr desarrollar todas sus potencialidades. se han visibilizado problemas que eran menos evidentes. Si ayudamos con una nutrición balanceada y probióticos beneficiamos la microbiota, esto es relevante pues en el intestino se produce el 95% de la serotonina, neurotransmisor de la felicdad.

Leave a Reply