Skip to main content

El polen, el propóleo, la miel y la jalea real son algunos de los tesoros de la colmena.  Tienen alto contenido de nutrientes y se pueden utilizar para prevenir y tratar algunas dolencias.

Lee también: Miel

Las abejas son los insectos más importantes del medio ambiente; su rol es trascendental en la polinización de la mayoría de las siembras, así como también es fundamental en la flora silvestre de todo el mundo. De ahí su vital importancia, ya que sin abejas, los cultivos e incluso la humanidad, corren peligro.

Conocer las propiedades y beneficios del polen y el propóleo es una oportunidad para prevenir y combatir enfermedades.

PINCHA AQUÍ EL CURSO GRATUITO SOBRE PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DEL CÁNCER BAJO UNA MIRADA INTEGRAL

https://despertarensalud.cl/cursos/?sfwd-courses=una-mirada-integral-para-el-tratamiento-del-cancer

Polen:

Es el polvo que las abejas recolectan de las flores y transportan en sus patas de vuelta a la colmena para alimentar a la colonia. Está formado por gránulos que contienen las células reproductivas masculinas de las plantas.

La recolección la realizan los apicultores mediante una pequeña trampa que ubican en la parte posterior de la colmena, la que almacena este polvo de las patas cuando las abejas obreras entran.

El polen contiene provitamina A, vitaminas del complejo B, vitaminas C, D, E y H. Asimismo aporta aminoácidos y minerales como el hierro, calcio, fósforo, sodio, yodo, aluminio, cobre, magnesio, entre otros.

Beneficios: El polen es un alimento altamente revitalizador y purificador. Es un antibiótico natural; regula los glóbulos blancos y la hemoglobina en la sangre; favorece la digestión; combate la fatiga, la anemia, el agotamiento cerebral y celular; regula la presión; colabora en el tratamiento de las alergias y es ideal para deportistas, ya que además de energía, repara tejidos y apoya en el aumento de la musculatura.

Propóleo:

Es una sustancia resinosa que la abeja recoge y transforma para desinfectar y purificar la colmena, sellar grietas y embalsamar a los pequeños insectos que se cuelan dentro y que no pueden expulsar por ser demasiado chicos. Esta sustancia garantiza la total asepsia del ambiente.

Posee bioflavonoides, vitaminas del complejo B y vitaminas A, C y E, oligoelementos y minerales, ácidos grasos, cera y resinas, entre otros.

Beneficios: El propóleo tiene propiedades demostradas como antibacteriano, antiviral y antifúngico, además es inmuno estimulante, analgésico y antiinflamatorio. Asimismo, combate la anemia, la debilidad y los estados gripales; previene la arteriosclerosis, la aparición de parásitos y regulariza la presión arterial.

Es excelente para tratar afecciones de la garganta y la boca, como aftas bucales, faringitis y laringitis; es utilizado como complemento para tratar resfriados y puede combatir algunas enfermedades gástricas como la diverticolitis, gastritis y Crohn, entre otras. Del mismo modo, durante la historia ha sido utilizado para mejorar heridas, llagas o ulceraciones de la piel.

Leave a Reply