Skip to main content

Para estar saludables debemos mantener un sistema digestivo sano y una digestión fluída. Esto quiere decir ir al baño al menos una vez al día para poder eliminar toxinas.

Para apoyar la digestión debemos consumir fibra, ya que es la responsable de ayudar a que los alimentos se muevan eficientemente a través del organismo, ayudando así a prevenir las molestias del estreñimiento y algunas enfermedades digestivas. La fibra se encuentra en frutas, verduras, cereales y legumbres.

Lee también: ¿Sabes cómo obtener fibra y para qué sirve?

El consumo de probióticos es muy bueno para la digestión, ya que contienen bacterias benéficas para el organismo. Dentro de los probióticos encontramos fermentados como el yogurt de pajaritos o de kéfir, el miso, la kombucha y el chucrut, entre otros.

No olvidar el consumo de agua, elemento fundamental para el proceso de digestión. Cuando no se toma suficiente líquido las heces son más secas y compactas dificultando la deposición.

Alimentos que facilitan una buena digestión

– Manzana: Son ricas en pectina, sustancia que ayuda al buen funcionamiento de los intestinos.

– Berries: Las frutillas, los arándanos, las frambuesas y las moras son ricos en antioxidantes, que son excelentes para limpiar el colon.

– Kiwi: Aporta gran cantidad de fibras y vitaminas que ayudan en la digestión y mejoran el tránsito intestinal.

– Ciruela: Consumidas crudas son un excelente laxante natural.

– Tomate: Su aporte en fibra y vitaminas C, A, y K lo convierten en un alimento que favorece la buena digestión. Ojalá comprar orgánico ya que idealmente se debe consumir con piel.

– Zanahoria: Su consumo frecuente colabora al buen funcionamiento del intestino. Se recomienda consumirla cruda o cocidas al vapor, para que no pierda sus propiedades.

– Cebolla: Por su contenido de antioxidantes y vitaminas C y E es un excelente laxante natural.

– Espinaca: Por la cantidad de fibra y vitaminas es ideal para regular la digestión. Ojalá comerla cruda en ensaladas o en batidos.

– Legumbres: Especialmente el poroto negro. Aportan alto contenido de fibra, colaborando a combatir el estreñimiento. Además regulan los niveles de azúcar y colesterol en sangre.

– Aceite de coco: Contiene ácidos láuricos y caprílicos, que ayudan a eliminar elementos nocivos para el organismo. Además estabiliza la acidez del estómago.

Pincha aquí si quieres ver el curso gratuito sobre prevención y tratamiento del cáncer bajo una mirada integrativa

https://despertarensalud.cl/cursos/?sfwd-courses=una-mirada-integral-para-el-tratamiento-del-cancer

Leave a Reply